Instituto Iberoamericano de Oratoria

 

Bienvenido al sorprendente mundo de la comunicación humana. Antes de todo, permíteme agradecer tu preferencia y visita a mi página.

Estas palabras las iniciaré recordando el inicio de mi trabajo. En 1998 me daba vueltas en la cabeza un gran tema… me preguntaba cosas tales como: ¿Por qué personas teniendo mucha experiencia laboral al momento de hacer una charla se ven nerviosos? ¿Por qué excelentes profesionales hacen malas presentaciones en público? ¿Por qué a personas no se les entiende cuando nos hablan? ¿Algunas personas saben que sus presentaciones son cansadoras, aburridas, o sin efecto? ¿Tal vez estás leyendo esta página porque son las mismas preguntas que tú te haces ahora?

Siguiendo mi historia, la gran pregunta fue: ¿Se puede enseñar técnicas para que una persona hable correctamente frente al público? Mi respuesta fue categórica: SI, porque a mí me lo enseñaron; por lo tanto, puedo enseñarlo. Esta convicción fue mi gran inspiración para diseñar el taller “Oratoria, el arte de hablar en público” y transmitir las técnicas a cientos de alumnos; y principalmente, apoyarlos y guiarlos en este maravilloso espacio de la comunicación humana; espacio que me seduce cada día más. Fue así como en Abril de 1999 aparece en un periódico de Santiago la primera publicidad de Oratoria. Esta fecha es muy significativa, pues no sólo da inicio al taller - el cual he dictado en forma ininterrumpida hasta esta fecha – sino también, en esos días se da origen a mis primeros trabajos, en forma independiente, como consultor en materias de recursos humanos (ver página relacioneshumanas.cl) A la fecha, muchos han sido los alumnos que han pasado por nuestras salas, quienes han tenido los más diversos intereses al respecto, desde profesionales que deben realizar constantes charlas hasta personas con intereses políticos y religiosos. Siempre asisten al taller estudiantes de enseñanza media y universitaria, estos últimos, jóvenes ansiosos por sus exámenes orales. Un gran número de alumnos corresponde a personas que han decidido dedicarse a la docencia sin serlo de profesión. Finalmente, sin ser menos importante, recordar a todas aquellas personas que han confiado en mí solo buscando mejorar su forma de comunicarse a nivel familiar, hacer un brindis en un matrimonio o hacer un discurso en una ocasión especial. Quiero enviar a todos los alumnos, empresas y organizaciones que han confiado en mí y en este taller mis sinceros agradecimientos. Y a quienes buscan ayuda en esta página, les pido que sientan la confianza de ingresar a ORATORIA y participar en este exitoso proyecto.

Patricio Eguiluz Ferreira Director